miércoles, septiembre 29, 2010

Maestros nativos digitales, pero menos


En España se cumplen en breve 40 años de la incorporación a la universidad de la formación inicial de docentes. Como es sabido, una política educativa de primer orden para la integración de las TIC en el sistema educativo es la formación en ese ámbito, lo que se concretó hace 17 años, en la primera reforma. En otra reforma, que se ha hecho efectiva el año pasado, se iguala en duración los estudios de formación de todos los universitarios, cuatro años, y se suprime la obligatoriedad y carácter común de la formación sobre TIC de los maestros. Rute, preocupada por esta temática, la reclamó en una Declaración sobre La formación para el desarrollo de las competencias de los futuros profesores en el uso pedagógico de las TIC de 2008.
A falta de un estudio que realice el retrato de cómo se ha concretado en el medio centenar de universidades públicas españolas, hay una sensación de que se ha aprovechado esta última reforma para eliminarlo en un ajuste de cuentas con los estudios específicos de TIC aplicadas a la educación. Al parecer, para los redactores de las directrices de los nuevos planes (y sus ejecutores en cada universidad) todos los futuros docentes, por el hecho de ser jóvenes, saben de tecnología y por extensión del proceso de integración de las TIC en la enseñanza. Tras 20 años enseñando esta materia, observo cada año que la transferencia de algunos saberes de prácticas tecnológicas cotidianas de los jóvenes nunca ocurre si no es trabajada con ellos. El eslogan de "Nativos digitales" de Prensky (2001), por otra parte un alegato a favor del aprendizaje con medios, confunde a quienes toman decisiones y ofrece ¿tranquilidad? a los mayores que son -perdón- torpes... esta cuestión de los nativos, como el final de la historia que vaticinaba Fukuyama, es un error que quizá sólo arregle el tiempo.
Todo esto viene a cuento de la aparición en la Revista de educación de un artículo que firman colegas de la Universidad de Valladolid en Segovia sobre La formación de los futuros maestros y la integración de las TIC en la educación: anatomía de un desencuentro, que confirma nuestras sospechas: "Entre otros resultados se constatan los insuficientes conocimientos y las actitudes, en muchos casos negativas, de los estudiantes (de Maestro), y se comprueba que el alumnado de Magisterio no está tan familiarizado con las TIC como se piensa. También cómo incluso los usuarios habituales de nuevas tecnologías ignoran su potencial didáctico y las posibles formas de integración en los currícula de la enseñanza obligatoria."
No es una reivindicación gremial, seguir formando a futuros maestros en TIC; es la constatación de un error, o por lo menos de que los futuros maestros quizá sean nativos digitales (lo que es dudoso), pero sospechamos que la escuela futura lo es un poco menos gracias a esta forma de política.

3 comentarios:

Adriana dijo...

Muchas gracias por compartir con todos nosotros tus reflexiones sobre temáticas tan importantes, porque si tenemos en puerta el famoso proyecto escuela 2.0, no se entiende que la formacion de maestros siga siendo el ultimo de la fila.
De todas formas, y en espera ansiosa de un estudio en profundidad sobre el tema, hay que recordar que los diseños curriculares son el resultado de un complejo proceso político de elaboración y, por tanto, condensan y objetivan consensos y pugnas en relación con la definición de un contenido concreto. las presencias y las ausencias, los eufemismos, o las diferentes maneras de nombrar a las asignaturas puede servir para enmascarar las agendas políticas, sociales y educacionales de sus proponentes.
No nos conformemos con las explicaciones que nos dan, porque si bien estamos trabajando con jóvenes (futuros maestros) que han nacido junto con toda esta tecnologia, eso no significa que sepan utilizarla con criterio y muy importante, que no solo sean usuarios, sino tambien creadores. Y creo que en esto esta el kid de la cuestion, por las diferencias son grandes.
Saludos
Adriana http://novastecnoloxias.blogia.com

Joaquín Paredes dijo...

Sobre discursos oficiales tengo una anécdota. En 2000 acompañé a un Vicerrector de mi universidad a ver al director del Cnice (antes Pntic, ahora
ITE
), una visita que surgía de no sé bien dónde y que no acabó en nada. Estaba deseoso de vernos, nos dijo, porque así podríamos concretar el utilizar el software y material que producía el centro en la formación inicial de docentes, todo esto cuando ya llevábamos formando maestros en TIC desde hacía siete años, teníamos algunas lecturas, ideas e investigaciones al respecto, compañeros que venían de Pntic y, por supuesto, sus materiales bien leídos y repensados. Desafortunadamente, algunas políticas están basadas en ocurrencias, como sospechamos que le ocurre a esta macropolítica de la escuela 2.0, y algunas oportunidades de las que la universidad forma parte para hacerla efectiva (por capacidad formativa, por investigación operativa en su poder, por redes o comunidades de práctica) no han sido contabilizadas por quien tuviera que hacerlo. Estaban entretenidos pensando en el pimpampum que de todas formas les iban a hacer las comunidades autónomas que son del otro partido, dicho sea en su descargo.
En el Día del Maestro, bendita sea esta ocurrencia de la escuela 2.0 si permite alumbrar una escuela más proclive a la creación que a la repetición. Como todos, tuve al menos un maestro de cada, y doy gracias a Don Antonio, de 5º de Primaria, que confió en mis posibilidades cuando era candidato al fracaso y que nos permitió hacer e indagar en sus clases.

Joaquín Paredes dijo...

Ha salido el libro de nuestro compañero Joxemi Correa sobre Políticas educativas TIC y buenas prácticas, editorial Paraninfo. Creo que es una excelente propuesta para entender cómo impulsar el cambio, en particular a nivel local, algo que echaba de menos en la literatura sobre organización de centros y también en la de tecnología quizá desde la época de Ángel Sanmartín hace ya 15 años.